Subir a Inicio

Sigue este blog y estarás entre mis consentidos.

Inscribete como seguidor!!! Deja tus huellas en un comentario.

Windows Live Translator. English.

Press the button below to view this page in English.


domingo, 18 de enero de 2009

Avión de US Airways tuvo un amerizaje en el río Hudson y milagrosamente sobreviven 155 personas a bordo.






Enero 15, 2009

Los milagros se producen todos los días, horas, minutos y segundos a todo lo ancho, largo, alto y profundo de nuestro planeta y en el universo entero. Uno de esos milagros ha sido el amerizaje - una maniobra aún más peligrosa que el aterrizaje de emergencia ya que el avión corre un gran riesgo de partirse en dos al chocar con el agua o bien que un desgarre del fuselaje cause una rápida inundación- en el río Hudson, en New York. Del accidente se salvaron las 155 personas a bordo después de que los motores de la nave en la que volaban, desde el aeropuerto La Guardia hacia Charlotte (Carolina del Norte), colapsaran tras impactar con una bandada de gansos.

La noticia ha recorrido el mundo a través de televisión, radio, teléfono, cable e internet.

El avión Airbus 320, de US Airways, había despegado a las 15:26 horas. Algunos minutos después el piloto reportó una avería en los dos motores de la nave debido al impacto de aves. La torre de control le concedió permiso para aterrizar en un aeropuerto cercano pero no hubo tiempo y el piloto tuvo que amerizar sobre las aguas del río Hudson, frente a Manhattan; una de las ciudades más famosas del mundo.

El piloto y héroe es Chelsey Sullenberger III (Sully), un aviador que cuenta con un perfil impecable en la sociedad Linkedln. Lleva 29 años trabajando para esa aerolínea, ha sido piloto de combate y desde hace dos años es el presidente de la organización Safety Reliability Methods, que proporciona asesoría técnica a diferentes industrias para evitar riesgos. Tiene más de 19 mil horas de vuelo en una carrera de 40 años como piloto. Entre 1973 y1980 sirvió a las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos (USAF) como piloto de aviones de combate F-4 Phantom y oficial de instrucción en Europa y el Pacífico.

Jeff Skiles, el copiloto del vuelo 1549 y los demás miembros de la tripulación también forman parte importante del caso ya que lograron mantener la calma entre los pasajeros y coordinar la evacuación de la nave en pleno invierno y sobre las gélidas aguas del Hudson.

El avión permaneció a flote, aunque hundiéndose muy despacio, mientras iba a la deriva en el río. Gradualmente el fuselaje se hundió hasta que la mitad de la cola estaba por sobre el nivel del agua y finalmente encalló cerca de Battery Park; a unas cuatro millas de donde el piloto realizó el acuatizaje.

En pocos minutos se desplegó todo un operativo de salvamento que evitaron que la tragedia cobrara vidas humanas. Desde un muelle del Midtown, en el oeste de Manhattan, se podía ver al avión flotando y rodeado de decenas de embarcaciones, la mayoría de la guardia costera, la policía, los bomberos y otras organizaciones de rescate. Un ferry de transporte local, el Thomas Jefferson de la compañía NY Waterway, llegó al accidente y algunos de sus pasajeros lanzaron chalecos salvavidas y cuerdas a las personas caídas al agua.

"Estoy impresionado por el despliegue. Es increíble. La ciudad de New York está preparada para cualquier adversidad y tiene entrenado a todo el personal ya sea de paramédicos, bomberos o rescate en cualquier catástrofe" dijo el alcalde Michael Bloomberg. También expresó "He mantenido una larga conversación con el piloto, recorrió el avión dos veces después de que todo el mundo había salido para verificar que no quedaba nadie.

Las bajas temperaturas que se vive en estos días en la costa Este de Estados Unidos y que en New York se han situado entre -8 y -10 grados centígrados, con nieve y vientos polares hicieron temer por la vida de los pasajeros, aunque sólo algunos han sido tratados por síntomas de hipotermia. Hasta el momento se han reportado 78 personas con lesiones menores, de las cuales una es una azafata que sufrió una fractura en un brazo y otra mujer en las piernas.

Al día siguiente del accidente el Airbus A320, construido en 1999, se podía ver amarrado a un muelle, en el extremo Lower Manhattan, ya que enormes grúas se desplazaron en un esfuerzo de las autoridades federales por tratar de recuperar la caja negra para investigar a fondo las causas del accidente aéreo.

7 comentarios:

Ligia dijo...

Para tus comentarios puedes utilizar algunos códigos HTML permitidos por Blogger y que estan al pie de esta casilla.

Carla dijo...

Hola! Quisiera seguir tu blog pero no encuentro la etiqueta.
Saludos!

Ligia dijo...

Carla:

Gracias mil por tu interés en seguir mi blog pero todavía no tengo la etiqueta ni la facilidad de "seguir este blog"...soy un poco descuidada en eso...verdad?

Ya pronto me aplicaré y terminaré mis tareas atrasadas...te lo prometo.

Cariños,

Carla dijo...

Bueno, espero... Ayer entre y me fije pero todavia no estaba. Cuando la pongas te estare siguiendo!
Saludos!
También uqeria decirte que muy buena tu entrada

Ligia dijo...

Carla:

Hoy realicé mis tareas atrasadas en el blog, gracias a ti.

Ya tengo varias facilidades para seguir este blog. Ojalá que todos tus compañeros tambien se suscriban. Me sentiría muy feliz.

Gracias por tus comentarios...los seguiré esperando,

L.

Al Marqz dijo...

Me resulta muy emocional este acontecimiento, el modo como lo reseñas y la apropiada imagen del avion flotando con la gente sobre sus alas... realmente deben considerarse gente afortunada con una nueva vida... saludos desde PTB

Ligia dijo...

Hola, Al Marqz!

Te comento que yo vivo en New York y seguí(como espectadora) el acontecimiento desde el principio hasta el final. Fué realmente impactante.

En otro orden de ideas; gracias por dejar tus comentarios y por tu visita...espero se repita muchas veces.

Saludos,

L.