Subir a Inicio

Sigue este blog y estarás entre mis consentidos.

Inscribete como seguidor!!! Deja tus huellas en un comentario.

Windows Live Translator. English.

Press the button below to view this page in English.


sábado, 21 de junio de 2008

En el parque. (Cuento-corto)


En el parque. (Fragmento)
Autor: Ligia Melo Martínez.

Las temblorosas piernas del viejo ya casi no soportaban el peso de su cuerpo. Había sido mucho el esfuerzo que le había causado la caminata desde el comedor para indigentes hasta el parque. Hace mucho tiempo que él no tiene casa ni familia y vive de la caridad pública en aquel pacífico y tranquilo pueblo.
A esa hora del mediodía la temperatura es bastante alta. La luz del sol lo deslumbra por completo. Entrecerró los ojos y colocó su huesuda y rugosa mano izquierda en la frente para ver mejor los detalles de su alrededor.
Se sentó en el banco que le quedaba más cercano a mirar a los niños que estaban alrededor de la fuente construida para que ellos se mojen y disfruten de sus juegos infantiles.
Unos minutos después se dirige hacia los chorros de agua que salen de la fuente en forma de arcos. Se detiene bajo el que está más alejado de los niños, muy cerca del límite de esa área del parque. El agua fresca empapa su ropa, estrujada pero limpia. Su pelo blanco se ve más largo y lacio cuando la presión del agua cae sobre ellos.
Las madres no se alarman por tal acción. Están acostumbradas a ver al viejo bañarse allí todos los días sin molestar a nadie y los niños ya no le temen.
Con pasos cortos y pesados vuelve al banco. Se sienta a esperar que el sol seque su camisa y sus dos pantalones, el corto por encima del largo. La ropa mojada no le molesta, todo lo contrario, se siente fresco y relajado. Siempre ha pensado que ser pobre no significa ser sucio.
Por un rato el viejo se distrae observando a las personas, los árboles, el pasto, las aves y el cielo.
El sueño vence sus parpados cansados y se queda profundamente dormido..............


Fin del fragmento.

12 comentarios:

Graciela Ventimiglia dijo...

Hola Ligia! anduve un poco perdida pero regresé. Muy bueno el cuento! me encantó...
Te puse en mis blogs amigos y espero verte de nuevo muy pronto. Y para la ayuda que necesites, estoy dispuesta también.
Saludos!!!!

Ligia dijo...

Saludos, Graciela!

Que gusto tan grande volver a leerte por aquí. Sabes? Ya te extrañaba.

Que bueno que te encantó el cuento.

Gracias, gracias mil por tus comentarios...con ellos alimentas mi ego y elevas mi espiritu.

Gracias también por ponerme en tus blogs amigos...para mí es un honor.

Acepto tu ofrecimiento de ayuda para con mi blog y te tomo la palabra.

Un abrazo!

Graciela Ventimiglia dijo...

También voy a estar atenta a lo que escribas...si es algo azul lo verás en mi blog jaja
Besos

Ligia dijo...

Entonces pronto me tendrás en tu precioso blog.
En los próximos días me decicaré a escribir algo para tí...es una promesa.

Besos,

Yeah! Positive dijo...

Muy lindo el cuento, me conmovio.

Saludos.

Ligia dijo...

Yeah! Positive:

Gracias...a tí te conmovió mi cuento y a mí me conmueven tus palabras.

Te invito a seguir visitando mi blog...siempre tendré algo nuevo para tí.

Ah! Visité tu blog y me gustó mucho su intenso color verde, la distribución y el contenido.

Felicidades!

Ligia.

Anónimo dijo...

este cuento es el cuento mas precioso que he leido en mi vida....me dio nostalgia....me gusto mucho....:)

Ligia dijo...

Anónimo:

Me hubiera gustado saber el nombre de quien tiene tan hermosas palabras para mí.

Me llena de alegría que consideres este cuento el más precioso que has leido en tu vida...que espero sea larga y llena de felicidad.

Tus palabras me inspiran ha seguir escribiendo.

Gracias mil,

Irama Acosta dijo...

Leer este cuento lo transporta a uno al parque a vivir ese momento,
me dio un calorcito en el corazón que solo puede ser nostalgia.

Hermoso cuento, me encantó.

Besos.

Ligia dijo...

Hola Irama!

Gracias por tus palabras y por expresar tan bien tus sentimientos.

Un abrazo,

Carla dijo...

Me encanto este cuento... maravilloso.
Voy a aprovechar que todavia no publicas a leer cosas que no vi.

Saludos, amiga!

Ligia dijo...

Gracias, Carla...eres tan linda!